Durante algunas semanas de febrero estuve fuera de Santiago, y aunque en teoría teníamos tiempo para hacer la sesión a mi vuelta, la Caro casi tuvo de improviso a la Verito, por lo que tuvimos suerte de lograr coordinar con rapidez la sesión que tanto queríamos hacer.

Buscamos un bello lugar dentro de la ciudad donde pudiéramos estar tranquilos y la naturaleza nos acompañara, asi que pasamos un lindo momento relajándonos y jugando con el pequeño Arturo.

 

Dulce Espera de Verito-1 Dulce Espera de Verito-2 Dulce Espera de Verito-3 Dulce Espera de Verito-4 Dulce Espera de Verito-5 Dulce Espera de Verito-6 Dulce Espera de Verito-7 Dulce Espera de Verito-9 Dulce Espera de Verito-10 Dulce Espera de Verito-11 Dulce Espera de Verito-13 Dulce Espera de Verito-15