Muchas veces buscamos un motivo para hacer las sesiones, como si inmortalizar un momento dependiera de una situación especial, pero la mayoría de las veces los más bello de las sesiones es justamente retratar esos momentos cotidianos, esos cariños constantes, esas miradas eternas que queremos guardar para siempre, por eso me encantó esta sesión, por que sí, porque el amor no necesita un día o suceso especial para ser retratarlo, porque el amor se vive todos los días y recordarlo, retratarlo, inmortalizarlo así, sin agregados, constante y permanente, llena el alma.

Espero que disfruten tanto como yo este bello registro de Diego y su tata.

dieguito-y-tata-torres-carlos-antunez-3 dieguito-y-tata-torres-carlos-antunez-25 dieguito-y-tata-torres-carlos-antunez-31 dieguito-y-tata-torres-carlos-antunez-37 dieguito-y-tata-torres-carlos-antunez-39 dieguito-y-tata-torres-carlos-antunez-45